Skip to main content
icono embalajeEnvíos gratuitos a partir de 30€
icono transporteEnvíos en un máximo de 48-72h
icono tarjetaPagos 100% seguros
10% descuento extra  |  Código:
foto mujer con pañuelo con alergias

Cuidar la piel en verano: efectos del sol en la piel y cómo protegerla

El verano es una época del año que todos esperamos con ansias, ya que el sol y el buen clima nos invitan a disfrutar de actividades al aire libre y pasar tiempo en la playa o la piscina. Sin embargo, es importante recordar que el sol y otros factores ambientales pueden tener efectos negativos en nuestra piel si no la cuidamos adecuadamente. Desde Farmacias Espuny, vamos a ofrecerte algunos consejos sobre cómo cuidar la piel en verano para que puedas disfrutar del sol sin preocupaciones. ¡Sigue leyendo!

Protege tu piel del sol

El sol es uno de los principales culpables del envejecimiento prematuro de la piel, así como de enfermedades como el cáncer de piel. Para proteger tu piel del sol, es importante que utilices protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30. Aplícalo generosamente y con frecuencia, especialmente si estás en la playa o la piscina, ya que el agua y el sudor pueden reducir la eficacia del protector solar. También es recomendable que evites la exposición al sol durante las horas más fuertes, es decir, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Hidrata tu piel

El sol y el calor pueden deshidratar la piel, lo que puede hacer que se sienta seca y con picazón. Para mantener tu piel hidratada en verano, asegúrate de beber mucha agua y utilizar cremas hidratantes de calidad. En nuestra tienda online encontrarás de primeras marcas. Opta por productos ligeros y no comedogénicos, ya que estos no obstruyen los poros y permiten que la piel respire. Además, utiliza productos con ingredientes como la vitamina E y el aloe vera, que tienen propiedades hidratantes y calmantes.

Limpia tu piel correctamente

El calor y el sudor pueden acumularse en la piel, lo que puede obstruir los poros y provocar la aparición de granos y otras imperfecciones. Para evitar esto, es importante que limpies tu piel correctamente. Utiliza un limpiador suave para eliminar el exceso de aceites y suciedad de la piel. También es recomendable que utilices un exfoliante suave una o dos veces por semana para eliminar las células muertas de la piel y dejarla más suave y radiante.

Cuida tu alimentación

Una dieta equilibrada y saludable puede ayudar a mantener la piel sana y radiante en verano. Asegúrate de consumir suficientes frutas y verduras frescas, ya que contienen vitaminas y antioxidantes que ayudan a proteger la piel del daño solar y otros factores ambientales. Además, limita el consumo de alimentos procesados y azucarados, ya que estos pueden contribuir a la inflamación y el envejecimiento prematuro de la piel.

Siguiendo estos consejos simples, podrás cuidar tu piel en verano y mantenerla sana y radiante durante toda la temporada. Recuerda que la piel es el órgano más grande del cuerpo y merece la misma atención que el resto de tu cuerpo.

Si quieres saber más, pásate por cualquiera de nuestras farmacias en Zaragoza y te atenderemos lo mejor posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *